Reforestando por el agua en San Pedro de Laraos – Aquafondo
Reforestando por el agua en San Pedro de Laraos

Reforestando por el agua en San Pedro de Laraos

2 Oct 2016 Daves Sanchez No Comments

Reforestación como medida de adaptación al cambio climático

Cambio climático es una frase que la Comunidad Campesina de San Pedro de Laraos, ubicada en la provincia de Huarochirí-Lima a más de 3,700 m.s.n.m, conoce perfectamente. Don Reymundo Espíritu Justo, Vicepresidente de la Comunidad, nos cuenta que la población de Laraos viene atravesando una situación crítica. Como consecuencia de la escasez hídrica provocada por el cambio climático, la comunidad se enfrenta a la disminución de sus actividades agrícolas y ganaderas.

“Nuestra comunidad antes tenía todas las tierras bajas con sembríos de papas y maíz, pero hoy en día el clima y el ambiente vienen castigándonos con sequía”.

Pero las cosas vienen cambiado desde que USAID junto a sus socios The Nature Conservancy y Aquafondo tomaron acción en este distrito, al iniciar la reforestación de 10 hectáreas de terreno con plantones de Quenual, los cuales ayudan a  regular el régimen hídrico, ya que los árboles filtran el agua, aumentan los niveles de humedad en el aire y la incorporan más profundamente en la tierra, evitando su evaporación, protegiendo así las cuencas hidrográficas, de las que proviene el 75 por ciento del agua dulce del planeta.

Pero estos no son los únicos beneficios que la reforestación traerá a la zona, por ejemplo a través de estos plantones se retendrá y regulará el agua a favor de la comunidad, protegerá la capa cultivable de los suelos fértiles por las raíces y la copa de los árboles no permitirá que durante la temporada de lluvias se de la acción de arrastre del cultivo, el cual genera terribles pérdidas en la agricultura del distrito.

El Quenual es un árbol pequeño, cuya gran particularidad radica en ser de las únicas especies capaces de formar bosques a alturas que van desde los 2800 a 5000 msnm, es decir que pueden constituir los bosques más altos del mundo. Su importancia es fundamental para la supervivencia humana a más de 3,000 msnm ya que, además de ser la única fuente de energía para las comunidades cercanas, actúan como cobertizos contra los cambios drásticos de temperatura, las heladas nocturnas y los vientos fríos, al mismo tiempo albergan una fauna y flora única y cumplen un rol vital en la regulación del ciclo hidrológico, además, controlan la erosión de los suelos y reducen las emisiones de C02 en el aire.

Se espera que además se impulse un beneficio económico para las más de 360 familias que habitan en Laraos, al generarse fuentes de trabajo durante la reforestación y el incremento en la provisión de agua para sus actividades agrícolas y ganaderas.

“Nos sentimos contentos y toda la comunidad viene apoyando, sabemos que con la plantación de Quenuales conservaremos la poca agua que tenemos, asegura don Reymundo”.

 


Más Historias