Recuperación de la Amuna Huitama en la Comunidad Campesina San Pedro de Casta – AquaFondo

IMG_0708_2

En la antigüedad, nuestras culturas ancestrales, empleaban eficaces sistemas de recarga artificial de agua utilizados en lugares donde la escasez era aguda, regularmente se disponía de rocas acuíferas que permitían su almacenamiento subterráneo, para usarlas aguas abajo en las épocas de mayor demanda y ausencia de lluvias.

Estos sistemas de recarga son conocidos actualmente como amunas y son aplicados en diversos lugares de nuestro país. Como es el caso de la quebrada se Saywa en la cual se llevó a cabo la recuperación de la amuna Saywapata, este proyecto liderado por AQUAFONDO, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la población de San Pedro de Casta mediante el fortalecimiento de la gestión del recurso hídrico y el manejo adecuado de los recursos naturales lo cual permite el aprovechamiento sostenible del agua como producto de la recarga hídrica.

Contribuyendo al aumento de la recarga hídrica en la parte alta de la cuenca, desde AQUAFONDO se propone implementar otra amuna en San Pedro de Casta, la cual se construiría en la quebrada Huitama, ubicada al frente de la quebrada Saywa, entre los 3,860 a 4,780 msnm de altitud, la cual presenta fallas y fracturas geológicas apropiadas para una recarga hídrica profunda; así, durante el trayecto del traslado de agua por la amuna, parte de ésta irá infiltrando al suelo y dicha infiltración contribuirá con el flujo sub-superficial para abastecer a la zona local.

Cabe mencionar que ambas quebradas, son afluentes al río Carhuayuma que abastece de agua a San Pedro de Casta, ubicándose Saywa por la margen izquierda y Huitama por la margen derecha. Además, el río Carhuayuma es afluente al río Sata Eulalia cuyo aporte es de 53% de agua al río Rímac, uno de los principales abastecedores del líquido elemento a la ciudad de Lima Metropolitana.

Recuperación Amuna Saywapata

La amuna Saywapata ubicada a una altitud de 4 250 M.S.N.M. en San Pedro de Casta, tiene una longitud de 1.9 km. Fue construida durante los meses de setiembre a noviembre del 2016 utilizando materiales locales, empleando entre 20 y 30 varones y mujeres de la comunidad campesina, por mes. Esta recuperación se realizó en el marco del proyecto Adaptación al Cambio Climático para las comunidades de Lima, liderado por AQUAFONDO gracias al apoyo de USAID y sus socios The Nature Conservancy y CONDESAN.