¡AQUAFONDO y la Autoridad Nacional del Agua firman convenio por la seguridad hídrica de Lima!

La ANA y el Fondo de Agua para Lima y Callao firmaron un Convenio Marco de Cooperación Interinstitucional para fortalecer la gestión de los recursos hídricos en las cuencas de los ríos Chillón, Rímac y Lurín.

El Fondo de Agua para Lima y Callao AQUAFONDO y la Autoridad Nacional del Agua ANA, oficializaron su apoyo mutuo por medio de la firma de un Convenio Marco de Cooperación Interinstitucional con vigencia de tres años. Este documento permitirá establecer mecanismos de cooperación orientados al fortalecimiento de la gestión de los recursos hídricos, la mejora de la disponibilidad y calidad del agua en el ámbito de las cuencas de los ríos Chillón, Rímac y Lurín (CHIRILU), así como la promoción de una cultura del agua y la gestión y producción de información relevante para el sector. 

La firma del convenio, realizado por el jefe de la ANA, Hugo Jara, y la directora ejecutiva de AQUAFONDO, Mariella Sánchez, se celebró en el marco de una previa colaboración constante y provechosa entre ambas entidades. AQUAFONDO es miembro activo en los grupos de trabajo del Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Interregional CHIRILU, órgano desconcentrado de la ANA, apoyando las actividades ejecutadas por este consejo, especialmente en la campaña de la Semana de los Ríos y el programa digital La Hora del Agua.

“Para AQUAFONDO, en su rol articulador entre el sector privado, la academia, la sociedad civil y el Estado, es absolutamente importante este convenio, nosotros trabajamos por más y mejor agua, pero no podemos hacerlo sin el Estado, y en ese sentido, reconocemos la rectoría de la ANA y nos complace poder trabajar de la mano todas estas actividades, que ya veníamos ejecutando, digamos, de forma independiente, como un compromiso nuestro institucional”, manifestó Mariela Sánchez, directora de AQUAFONDO.

Algunas de las actividades de cooperación con las que ambas entidades se comprometieron son: la colaboración para el reúso de agua residual tratada y los monitoreos de calidad de agua, la ejecución y promoción de campañas de sensibilización sobre el cuidado del agua y la producción de información vinculada a los recursos hídricos de las cuencas de Lima.

“Uno de los grandes problemas que tenemos que afrontar en conjunto, es el reúso del agua residual tratada y los monitoreos de calidad del agua; dentro de esta actividad del convenio también se encuentra la promoción de la cultura del agua y la articulación con las universidades, porque tenemos que incorporarlas a distintas tareas de investigación para producir información vinculada a los recursos hídricos de las cuencas, que abastecen a casi la tercera parte de la población nacional”, afirmó el Dr. Hugo Jara, Jefe de la ANA. 

También participaron en el acto protocolar: el gerente general de la ANA, José Musayón; el director de la Dirección de Calidad y Evaluación de los Recursos Hídricos de la ANA, Guido Vásquez; el director de la Oficina de Planificación y Desarrollo de la ANA, César Cayo y el subdirector de Cooperación Internacional de la ANA, Enrique Meseth. 

Esta alianza beneficiará a los más de 10 millones de habitantes de la ciudad, gracias a una mejor articulación para una gestión adecuada de sus recursos hídricos y la incidencia en políticas públicas y gobernanza del agua, con el soporte de la investigación científica.

Es importante recordar que actualmente la situación hídrica de la capital es precaria, de acuerdo al estudio “Crisis Hídrica” elaborado por nuestra organización, en los próximos 10 a 15 años la oferta de agua podría disminuir en un 30%, mucho más considerando el sustancial crecimiento poblacional de 2 millones de habitantes más en Lima que estima la ONU para el 2030. Una crisis de agua como esta generaría una pérdida de 35 mil empleos y afectaría aproximadamente a 120 mil personas.

Empresas hídricamente responsables en Perú son reconocidas por Pacto Global, 2030 WRG y AQUAFONDO

¡Más de sesenta representantes de empresas privadas firmaron el Pacto por el Agua, reafirmando su compromiso con los recursos hídricos del país frente a la significativa brecha de agua y saneamiento que enfrenta el Perú!

 

El Pacto Global de las Naciones Unidas (UN Global Compact), el 2030 Water Resources Group (2030 WRG) y el Fondo de Agua para Lima y Callao AQUAFONDO, se unieron para organizar un encuentro de empresas hídricamente responsables dentro del Perú, en este evento se reconoció a siete compañías que realizan buenas prácticas a favor de la gestión eficiente de los recursos hídricos y cuyos proyectos sostenibles generan un  gran volumen de agua para el país que beneficia aproximadamente a 250 mil personas dentro del territorio nacional.

El evento, denominado V Encuentro de Empresas Hídricamente Responsables – Pacto Empresarial por el Agua, fue un espacio para visibilizar las buenas prácticas del sector privado sobre la gestión eficiente del agua, así como para promover la participación de nuevas organizaciones en las acciones para contribuir con la seguridad hídrica en el Perú.

Más de sesenta representantes de empresas y organizaciones asistieron al encuentro, entre CEOs, gerentes, directores y autoridades gubernamentales. Además, estuvieron presentes la gerente en Perú de UN Global Compact, Adriana Quirós; el jefe en América Latina del 2030 WRG, César Fonseca; la directora ejecutiva de AQUAFONDO, Mariella Sánchez y el gerente general de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Juan Carlos Sevilla Gildemeister.

“Si hay algo que puedo asegurar es que sin importar el tamaño de la empresa, el sector o país, el agua es uno de los temas más importantes y prioritarios del mundo: sólo el 0.007% del agua en el mundo es potable, lo que es casi nada, estamos en una crisis hídrica que empeorará si la crisis climática no se compone. Por eso es importante saber que existe un esfuerzo de las empresas y que este no es aislado, es un trabajo alto e íntegramente conectado con todos los temas sociales”, declaró Adriana Quiros, gerente de UN Global Compact en el Perú.

Las empresas reconocidas por su ejecución de programas o proyectos para reutilizar, conservar, proteger y sembrar agua, fueron: Textil del Valle, Pepsico, Nestlé, Newmont Yanacocha, Sistema Coca-Cola, Backus y Agrícola Chapi. Dichas compañías también expusieron sus casos de éxito y los beneficios sostenibles que generan a las comunidades con sus proyectos hídricos, los cuales finalmente favorecen a toda la población peruana.

“Desde Aquafondo estamos muy orgullosos de lo que se viene haciendo en Lima, hace siete años era complicado hablar de agua porque muchos no entendían que en la ciudad había estrés hídrico y que la crisis podría presentarse, hoy eso ha cambiado, y lo mejor es que no sólo está cambiando en Lima, donde se concentra casi el 30% de la población nacional, sino también en otros departamentos, ya que eso es lo importante: promover que se invierta en agua”, señaló la directora ejecutiva de Aquafondo, Mariella Sánchez, acerca de la importancia de contribuir con el recurso hídrico y generar alianzas para este fin.

Sobre ello, Quirós destacó: “hay que recordar que no podemos trabajar sin el otro, si queremos impulsar el tema hídrico hacia adelante, tenemos que hacerlo en alianza, porque el agua es resiliencia, es vida, y nosotros necesitamos asegurarlo por nuestro bien, el de nuestras comunidades y país”.

Asimismo, Javier León, jefe de Marketing, Comunicación al Consumidor y Asuntos Corporativos de Nestlé y presidente de Aquafondo, resaltó lo trascendental de que el sector privado se involucre en la gestión eficiente de recursos hídricos: “es evidente que tenemos una crisis hídrica, pero hoy también ha quedado demostrado que tenemos una gran oportunidad de trabajar en conjunto, pues algo que se debe rescatar hoy es el poder de la articulación, el cómo podemos trabajar juntos los diferentes actores de la sociedad frente a cualquier problemática, como la del recurso hídrico de la que hoy hablamos”.

En Pacto Empresarial por el Agua se llevó a cabo bajo el contexto de la crítica situación hídrica del Perú, donde según la Encuesta Nacional de Programas Presupuestales (ENAPRES) del 2020, 2,9 millones de peruanos (el 8,8% de la población nacional) carecen de acceso al servicio de agua potable, mientras que 7,5 millones (23,2%) no cuentan con alcantarillado sanitario. Esta data también indica que sólo el 41,6% de la población tiene acceso a agua segura.

Dichas estadísticas resultan sumamente preocupantes, pues la disponibilidad y calidad del agua es fundamental para preservar la salud poblacional y el bienestar de los ecosistemas. Frente a ello, se vuelve imprescindible visibilizar la necesidad de la colaboración articulada entre todos los sectores, entre ellos el empresarial.

El cierre del evento se llevó a cabo con la firma del Pacto por el Agua, a cargo del Ing. Juan Carlos Sevilla Gildemeister, gerente general de la Autoridad Nacional del Agua ANA, quien resaltó la necesidad de trabajar de manera articulada para potenciar los proyectos hídricos a través de la inversión privada: “quiero resaltar este trabajo, que es sinceramente maravilloso”. La firma del Pacto por el Agua es un compromiso a contribuir con el cuidado y preservación de nuestro recurso hídrico.

 

ExpoAgua y Sostenibilidad 2022: Participamos en la mesa redonda MERESE “Mujeres protagonistas del desarrollo sostenible”

En el marco de la edición 2022 de ExpoAgua y Sostenibilidad, principal plataforma de encuentro entre la oferta y la demanda de soluciones para el desarrollo sostenible del Perú – con el agua como uno de sus ejes centrales–, nuestra directora ejecutiva, Mariella Sánchez Guerra, participó como moderadora de la mesa redonda MERESE “Mujeres protagonistas del desarrollo sostenible”, durante la segunda fecha del encuentro. 

El propósito de la mesa redonda fue poner en relieve la importancia de los Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos (MERESE); así como la participación activa de las mujeres para el diseño y uso eficiente de estas herramientas. Además de la directora ejecutiva de AQUAFONDO, participaron Tulia García, directora del Centro de Desarrollo Agropecuario (CEDAP); Zoraida Cáceres, especialista en proyectos de recuperación por servicios ecosistémicos hídricos de SEDACUSCO; y Milagros Torres Medina, especialista en MERESE de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass). 

“Somos conscientes de que la ausencia de un enfoque de género pone en riesgo la efectividad y la sostenibilidad de cualquier apuesta por el desarrollo. La inclusión y aplicación de este enfoque, traducido en una mayor y mejor participación de las mujeres en la gobernanza del agua, es urgente e ineludible. Se trata de un tema tan fundamental como la gestión del agua”, declaró Mariella Sánchez Guerra, directora de AQUAFONDO.

Los MERESE son instrumentos que permiten generar, canalizar e invertir en acciones orientadas a la conservación, recuperación y uso sostenible de los ecosistemas, como fuente de beneficios para la sociedad, a través de acuerdos voluntarios entre contribuyentes y retribuyentes. 

AQUAFONDO destaca por liderar la implementación de MERESE hidrológicos en Lima, incluso durante la pandemia por la COVID-19, como se puso en manifiesto en un reciente reporte del mes de junio del Ministerio del Ambiente (Minam) titulado “Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos Hidrológicos: estado de avance, cuellos de botella y aprendizajes de las iniciativas en el Perú”.

Por otro lado, este diálogo también sirvió para visibilizar el fundamental aporte de las mujeres en la gestión sustentable y el aseguramiento del cuidado de las fuentes de agua; así como, reconocer su colaboración en los procesos de desarrollo sostenible de las comunidades y como agentes de cambio  en diversos sectores ambientales. 

En este sentido, es importante resaltar que a través de nuestros proyectos,  hemos empoderado a 735 mujeres guardianas del agua, quienes por medio del fortalecimiento de sus capacidades, con talleres y capacitaciones sobre el aprovechamiento sostenible del agua, hoy son un pilar esencial para el cierre de brechas y desarrollo de sus comunidades.

Tras el diálogo, nuestra directora ejecutiva sintetizó las conclusiones en la siguiente declaración: “Contamos con el decidido impulso de la estrategia de transversalización del enfoque de género en las políticas y la gestión pública, con la creación de los mecanismos para la igualdad de género en los entidades públicas, en los tres niveles de Gobierno. Sabemos que hacemos camino al andar, cada uno de nosotros y nosotras debemos asumir con responsabilidad nuestros roles incorporando un enfoque de género inclusivo para nuestro bienestar y el de nuestras futuras generaciones”.

ExpoAgua y Sostenibilidad 2022:

Este año, ExpoAgua & Sostenibilidad 2022 reúne a los mayores expertos de agua y saneamiento de Latinoamérica. La principal feria tecnológica del sector hídrico en el país se realizará hasta el 21 de octubre, en el Centro de Exposiciones Jockey en Surco, bajo el lema: “Agua limpia es la base del desarrollo sostenible”.

En esta edición, se implementó un pabellón con temas vinculados a preservación de fuentes de agua, economía circular, energía, tecnología limpia, calidad del aire, gestión de los desechos municipales, así como a ciudades y comunidades sostenibles. 

Este 2022, somos entidad colaboradora de esta importante feria, en concordancia con nuestra misión de aportar a la transformación de Lima en una ciudad sostenible y sin estrés hídrico. #JuntoPorElAgua.

Aquafondo y actores hídricos juntos por la calidad del agua de los ríos

Los ríos de Lima están en crisis. Durante las últimas décadas han sufrido una significativa disminución de la calidad y volumen de sus aguas, lo que ocasiona un aumento de sequías, inundaciones y huaycos, entre otros. Para responder a esta problemática, los principales actores del sector hídrico se reunieron en el evento “El reto de calidad del agua en los ríos de Lima como motor de desarrollo sostenible”, organizado por Aquafondo y el Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Interregional Chillón-Rímac-Lurín (CRHCI CHIRILU).

La actividad agrícola mal gestionada en las partes altas y medias de las cuencas impacta severamente en los ecosistemas naturales, lo que también daña la regulación hídrica. Por otro lado, a este problema se le suma la contaminación de las aguas, la cual genera un riesgo para la salud humana y la flora y fauna acuática. Algunos de los agentes contaminantes son la minería informal, descarga de aguas servidas domésticas e industriales y los residuos sólidos sin una adecuada gestión.

Un ejemplo claro del problema es la preocupante situación del río Rímac. La fuente hídrica más importante de Lima, que abastece el 80% de agua de la ciudad, recibe aproximadamente 450 descargas de residuos entre mineros, industriales y cloacales. Además, se han detectado altos niveles de metales en su cuenca alta, principalmente arsénico, manganeso, hierro y plomo.

En este contexto se llevó a cabo el evento “El reto de calidad del agua en los ríos de Lima como motor de desarrollo sostenible”,  organizado por el Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Interregional CHIRILU, órgano desconcentrado de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), y el Fondo de Agua para Lima y Callao AQUAFONDO. El objetivo fue generar un espacio de reunión de los actores involucrados en la gestión del agua, para reflexionar y compartir experiencias sobre la importancia de la calidad de este recurso en el bienestar humano y el desarrollo sostenible de las comunidades de Lima.

 

“A nivel nacional la ANA identificó 2426 vertimientos de aguas residuales y 800 botaderos de residuos peligrosos y no peligrosos, los cuales afectan la calidad de agua en los ríos”, mencionó el jefe de la ANA, Hugo Jara, quien realizó la inauguración del evento. La autoridad además reconoció la importancia de un trabajo articulado para superar esta problemática, en alianza con importantes aliados sociales como AQUAFONDO.

Cabe resaltar, que el evento forma parte de las actividades desarrolladas en el marco de la Semana de los Ríos Chillón, Rímac y Lurín y contó con la presencia de importantes expositores del sector hídrico, quienes dialogaron sobre la situación actual de la calidad del agua en Lima y su perspectiva a futuro.

 

Participaron en la mesa de diálogo realizada: la gerente de Producción y Distribución Primaria de SEDAPAL, Yolanda Andía; la exministra del ambiente y miembro del Consejo Directivo de SUNASS, Lucía Ruiz; el director de la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Cañete Fortaleza, Alonzo Zapata; el gerente municipal de la MML, Neptalí Sánchez; el ejecutivo de la Dirección Técnica Científica de OEFA, Lázaro Fajardo; y el secretario técnico del Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca CHIRILU, Abner Zavala;  con la moderación de Mariella Sánchez, directora ejecutiva de AQUAFONDO.

 

 

«Para que la restauración del río Rímac sea efectiva se requiere mayor gobernanza y presupuesto. La solución debe ser integral”, reflexionó Lucía Ruiz. 

Entre los asistentes estuvieron representantes de instituciones y empresas destacadas por su responsabilidad medioambiental e hídrica. La clausura del evento estuvo a cargo del presidente del CRHCI CHIRILU, Adalberto Seminario.

 

Actualmente, la cantidad de recursos hídricos disponibles en CHIRILU no son suficientes para cubrir la demanda de Callao y Lima. Pese a que en el 2016 estos recursos estaban muy por debajo de la tasa de escasez de agua establecida por las Naciones Unidas (ONU), la situación podría empeorar por el crecimiento poblacional que se espera de la ciudad en las próximas décadas, según este organismo.

 

 

Importancia de los ríos de Lima:

 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), el 69% del agua superficial de Lima es generada por el sistema del río Rímac, el 20% por el río Chillón y el 11% por el río Lurín. Este último se considera el «pulmón verde» de la capital, pues es fundamental para el suministro de alimentos a la ciudad y el buen funcionamiento del sistema hidrológico de la región, debido a su apoyo sustancial en la recarga de acuíferos. 

Por otro lado, las actividades agrícolas e industriales más significativas del país dependen de las aguas del río Rímac, mientras que la cuenca del río Chillón  es la segunda que genera más provisión hídrica a la capital. Los acuíferos de ambos cubren el 88% de la demanda de agua subterránea.

Desde Aquafondo seguiremos promoviendo espacios de reflexión tan importantes como este que facilitan la articulación de esfuerzos para llevar a cabo acciones concretas de solución. ¡El agua da vida, cuidemos nuestros ríos!

 

  • Puedes visualizar el evento en nuestro YouTube https://youtu.be/HpI7XHtdics

 

 

Conoce los principales ríos de Lima y su importancia

El Perú es muy rico en recursos hídricos, destacando como una de las naciones con mayor disponibilidad de agua en el mundo, pese a ello, está distribuida de manera inequitativa. Dicha situación se refleja en Lima, donde los principales ríos que proveen a toda la ciudad, el Chillón, Rímac y Lurín, forman parte de las cuencas hidrográficas pertenecientes a la única vertiente grande del país con problemas de disponibilidad, la del Pacífico.

La vertiente del Pacífico es considerada la más importante del Perú para la provisión de agua al sector doméstico (69% de uso), agrícola (22% de uso) e industrial (8% de uso), de acuerdo al Ministerio del Ambiente. Está conformada por las cuencas hidrográficas del Chillón, Rímac y Lurín, las cuales son conocidas grupalmente como CHIRILU. Se debe precisar que las cuencas son territorios donde el agua de lluvia, nieve o granizo escurren hacia las partes bajas, desembocando en cuerpos de agua como ríos, lagos o el mar. 

La situación crítica por la que atraviesa la vertiente del Pacífico pondría en riesgo la vida cotidiana de millones de personas y la economía del país, siendo que la capital concentra al tercio de la población total del territorio nacional. 

 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), el 69% del agua superficial de Lima es generada por el sistema del río Rímac, el 20% por el río Chillón y el 11% por el río Lurín. Y aunque este último aporta menos agua, se considera el «pulmón verde» de la capital, pues es fundamental para el suministro de alimentos a la ciudad y el buen funcionamiento del sistema hidrológico de la región, ya que apoya sustancialmente a la recarga de acuíferos.  

Por su parte, el río Rímac abastece el 80% de agua de la ciudad, por lo que es considerado como la fuente hídrica más importante de Lima. Además, las actividades agrícolas e industriales más significativas del país dependen de sus aguas. 

En cuanto a la cuenca del río Chillón, es la segunda que provee de más agua a la capital, y sus acuíferos, junto con los del Rímac, cubren el 88% de la demanda de agua subterránea.

El agua de CHIRILU también se usa con fines energéticos, sirviendo como principal fuente de cinco de las centrales hidroeléctricas más importantes del país.

Problemas de disponibilidad hídrica:

Pese a la importancia de estos ríos y sus respectivas cuencas, durante las últimas décadas han sufrido una significativa disminución de la calidad y volumen de sus aguas. En las partes altas y medias de las cuencas, la actividad agrícola mal gestionada causa severos impactos en los ecosistemas naturales por la tala de bosques, sobrepastoreo y quema de pastizales. Ello genera daños en los ecosistemas esenciales para la regulación hídrica, como los humedales alto andinos y pastizales naturales. Dicha degradación ocasiona un aumento de sequías, inundaciones y huaycos, entre otros. 

Asimismo,  los problemas con la cantidad de agua se agravan por la contaminación que afecta su calidad, y se convierte en un riesgo para la salud humana y para la flora y fauna acuática. La polución es causada por varios factores como la minería informal, la descarga de aguas servidas domésticas e industriales, y los residuos sólidos sin una adecuada gestión.

El río Rímac por ejemplo, recibe desde su naciente hasta su desembocadura en el mar, 450 descargas de residuos entre mineros, industriales y cloacales, y se han detectado altos niveles de metales en su cuenca alta, principalmente arsénico, manganeso, hierro y plomo.

Todos estos problemas concluyen en que la cantidad de recursos hídricos disponibles en CHIRILU no son suficientes para cubrir la demanda de Callao y Lima. Ya en el 2016, estos recursos estaban muy por debajo de la tasa de escasez de agua establecida por las Naciones Unidas (ONU), pero la situación podría empeorar, considerando el crecimiento poblacional sustancial que se espera de la ciudad en las próximas décadas, la que podría alcanzar 12 millones de habitantes para el 2030, según cifras de la ONU.

 

¿Qué hace Aquafondo?

En Aquafondo, tenemos claro lo necesario que es la coordinación entre todos los actores para abordar colectivamente los problemas de escasez y contaminación  de agua que nos afectan. Por ello, trabajamos en acciones y proyectos para la recuperación de nuestras fuentes de agua, coordinando esfuerzos con instituciones públicas, empresas y organizaciones nacionales e internacionales, las comunidades campesinas cercanas a las cuencas y la sociedad civil. 

Algunos de los proyectos que ejecutamos de la mano de nuestros socios y aliados, están vinculados a la promoción de sistemas de riego tecnificado, siembra y cosecha de agua, la reforestación, educación ambiental y creación de plataformas participativas para la gestión del agua. ¡Juntos seguiremos protegiendo nuestros ríos!

cbc y Aquafondo impulsan el fortalecimiento de capacidades en Comunidades de Lima

El cambio climático viene magnificando la vulnerabilidad hídrica de Lima e incide cada vez más en el bienestar y la salud de sus habitantes y ecosistemas. La inversión pública y privada o fondos públicos deben ser un valioso instrumento para hacer frente a esta situación ya que nos permiten desarrollar soluciones sostenibles e incluyentes, basadas en la naturaleza, que restablezcan los ecosistemas, reduzcan riesgos de desastres y fomenten la adaptación sostenible.

Amuna Waykanampo en San Juan de Iris – créditos TNC

Por eso, con el financiamiento de nuestro socio cbc Perú, ejecutaremos el Proyecto Fortalecimiento de capacidades en la Comunidad Campesina de San Juan de Iris, el cual contribuirá a enriquecer las capacidades de comuneros y comuneras, con el objetivo de optimizar la identificación, evaluación y formulación de proyectos enfocados en infraestructura natural para la seguridad hídrica.

Las propuestas comunitarias desarrolladas contarán con la asesoría de Aquafondo para la formulación y postulación al registro en el Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones – Invierte.pe. Además, a través del proyecto, se impulsará la consolidación de la Comunidad Campesina de San Pedro de Casta como Comunidad Centro de Aprendizaje y referente para nuestras comunidades campesinas de la Subcuenca de Santa Eulalia al ser una comunidad pionera en la formulación de iniciativas exitosas con el acompañamiento de Aquafondo. La transferencia de conocimientos se dará a través de una metodología de Campesino a Campesino.

Vista Panorámica de la captación en San Juan de Iris.

La formulación de proyectos de inversión pública no sólo beneficia las medidas para la reducción del riesgo de desastres, sino también garantiza la sostenibilidad de dichas inversiones desde la etapa de diseño hasta su operación y mantenimiento en el largo plazo.

Con este proyecto contribuiremos al ODS 6 más y mejor agua para la población, ODS 9 para la construcción de infraestructuras resilientes, ODS 11 ciudades y comunidades sostenibles y el ODS 13 en respuesta al cambio climático.

#JuntosPorElAgua #Sostenibilidad

Diálogo Nexo: Unidos para afrontar crisis hídrica, energética y alimentaria

  • El evento fue clausurado por la exministra del Minam y miembro del Consejo Directivo de Sunass, Lucía Ruíz, y contó con la asistencia de representantes de la ANA, Sedapal, Minam y los fondos de agua del Perú, entre otros relevantes actores del sector hídrico

Este 23 de agosto, los principales actores del sector hídrico se reunieron en el evento Diálogo Nexo “Agua-Energía-Alimentación”, organizado por AQUAFONDO, en alianza con la cooperación alemana para el desarrollo implementada por la GIZ y la Unión Europea. Este encuentro tuvo como objetivo discutir y analizar la importancia del nexo entre la seguridad hídrica, energética y alimentaria a fin de afrontar la crisis medioambiental del país. 

El Perú se encuentra en un escenario de posible crisis hídrica, debido a la alteración de los recursos naturales como los glaciares, bofedales, pastizales y matorrales, por el cambio climático y la constante actividad humana en la naturaleza; además del acelerado crecimiento poblacional y la alta demanda de agua potable. Esto provocaría escasez de alimentos, debido a la menor producción agropecuaria e inundaciones y sequías más frecuentes; y una crisis energética, ya que el caudal de agua para las centrales hidroeléctricas sería insuficiente para generar electricidad.

Ante este escenario local, los fondos de agua, instituciones del Estado y entidades de cooperación internacional compartieron sus experiencias en el Diálogo Nexo “Agua-Energía-Alimentación” para reflexionar sobre cómo la inclusión del enfoque Nexo puede potenciar los proyectos de regulación y provisión hídrica.

Participaron como expositores la jefa del Programa Global Diálogos Regionales Nexus, María Ana Rodríguez Gómez-Cornejo; el coordinador para América Latina y el Caribe del Programa Global Diálogos Regionales Nexus, Antonio Levy Berstein; la exministra del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social e  investigadora de la PUCP, Silvana Vargas Winstanley; y Mariella Sánchez Guerra, directora ejecutiva de AQUAFONDO.

En el evento, se realizó una mesa de diálogo donde representantes de las organizaciones invitadas intercambiaron experiencias y puntos de vista. Algunas de estas entidades fueron: el Ministerio del Ambiente, la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Sunass, Sedapal, el Consejo de Recursos Hídricos Interregional Chillón-Rímac-Lurín (CRHCI CHIRILU), The Nature Conservancy, Nestlé, Pepsico, cbc, Grupo GEA, Nubes, la Embajada de Países Bajos, Red Design Lab, Rotoplas Perú, el Fondo de Agua Quiroz – Chira, FORASAN Piura y ResponsAbility Investments AG.  

En simultáneo y de manera virtual, también se contó con la asistencia del Fondo de Agua Cuenca Verde de Cajamarca, el Fondo de Agua de Santiago-Maipo y Escenarios Hídricos 2030 de Chile, y Agua Capital de México.

El encuentro finalizó con una plenaria de resultados donde se sintetizó las conclusiones sobre la relación entre los proyectos de regulación y provisión hídrica y el desarrollo rural, la producción local y la mejora de la calidad de vida; así como, la relevancia de incorporar el enfoque Nexus a dichas iniciativas.

La exministra del Ministerio del Ambiente y miembro del Consejo Directivo de Sunass, Lucía Ruíz, clausuró el evento, resaltando durante su intervención los beneficios de los recursos hídricos para lograr el desarrollo e inclusión social en el ámbito rural. 

“Necesitamos espacios en donde complementemos visiones, y eso es lo que hemos hecho el día de hoy, aprender del otro para enriquecernos. Gracias a estos proyectos se está generando desarrollo local, un desarrollo que hará que sea más asequible e interesante permanecer en las comunidades y ofrecer bienes y servicios desde ellas para el desarrollo de todos. Esta experiencia necesita ser sistematizada, replicada y escalada”, manifestó la exministra. 

Enfoque sistémico Nexo

El enfoque sistémico Nexo contribuye al cumplimiento de los ODS de la Agenda 2030, y al aplicarlo, no sólo se dirigen los esfuerzos a un engranaje entre la seguridad hídrica, energética y alimentaria, sino también, se fomentan los beneficios económicos, sociales, ambientales, geopolíticos y de relación regional.

En el año 2021, el Fondo de Agua para Lima y Callao – AQUAFONDO, identificó un potencial Proyecto Nexus en la comunidad campesina de San Pedro de Casta en Huarochirí; y en colaboración con la cooperación alemana para el desarrollo implementada por la GIZ, concretaron la iniciativa. 

Gracias a esta alianza se logró el desarrollo de talleres de capacitación en alimentación saludable y planes de negocio. También se llevó a cabo la implementación de un bio huerto de hortalizas abastecido con sistemas de riego tecnificado, un centro de crianza de cuyes con paneles solares como fuente energética, un centro de compostaje y la rehabilitación de la qocha Marcahuasi con capacidad de almacenar 40.000 m3 de agua. Estas actividades han asegurado beneficios sostenibles para más de 70 familias rurales de la comunidad campesina.

Actualmente, se tienen identificadas siete comunidades de la subcuenca Santa Eulalia, con potencial de replicar el enfoque integral del nexo agua, energía y alimento. Si estos proyectos se consolidan, 800 familias rurales serían beneficiadas con el almacenamiento potencial de 10 millones  de m3 de agua.

Pepsico, TNC y Aquafondo: Reflexionando sobre la importancia del agua

El miércoles 24 de agosto, tuvimos la gratificante experiencia de visitar la comunidad de San Pedro de Casta en Huarochirí junto con colaboradores voluntarios de Pepsico y el equipo de The Nature Conservancy (TNC). En esta visita, los asistentes realizaron un recorrido por las amunas, para aprender sobre la importancia de estas infraestructuras naturales y reflexionar sobre la necesidad de desarrollar una cultura del agua para el manejo eficiente del recurso hídrico.

 

Aproximadamente 40 voluntarios fueron los que partieron desde Lima a primera hora de la mañana rumbo a Huarochirí, llenos de emoción por participar activamente en acciones concretas para la conservación de nuestros recursos hídricos. Formaron parte de la delegación el Gerente General de PepsiCo Perú, Ecuador y Bolivia, Mirko Astudillo;  el Coordinador de Ciudadanía y Sostenibilidad de PepsiCo para la Región Andina, Santiago Cardoso; la Directora de Asuntos Corporativos y Gobierno para LatAm en PepsiCo, Maria Paula Cano; Fernando Ghersi, director de país de TNC y miembro del consejo directivo de AQUAFONDO; y Aldo Cárdenas, gerente de proyectos en TNC.

En el camino, mientras dejábamos atrás el ambiente urbano de la ciudad, y empezaban a aparecer los pintorescos paisajes verdes rebosantes de flora y fauna, profundizamos aún más en lo esencial de participar en actividades que contribuyan al desarrollo y calidad de vida de las comunidades rurales. 

Una vez llegamos a San Pedro de Casta, los pobladores nos recibieron con calidez y confianza, guiándonos a través de sus calles e iniciando la ruta hacia la amuna Senega Tambo, la cual fue rehabilitada en el 2021 gracias a un trabajo conjunto entre Aquafondo, Backus, y la comunidad. Ahí, los voluntarios recibieron una explicación sobre lo que es una amuna, su impacto para la recarga de acuíferos e incremento del caudal de agua para las comunidades de Lima, y la necesidad de replicar proyectos similares. 

 

La amuna Senega Tambo infiltra aproximadamente 2 millones de m3 de agua anualmente, cantidad que equivale a llenar tres estadios nacionales y que es capaz de beneficiar a más de 29 mil habitantes de nuestra capital.

“Hoy hemos adquirido una gran enseñanza que cada uno de nosotros podemos llevar allá donde tengamos una voz, con nuestra familia y comunidad. Me voy comprometido porque me da mucho gusto ver todo el avance que hemos alcanzado, pero también ansioso por saber qué más podemos hacer para seguir aportando en el objetivo común de generar más y mejor agua para las comunidades y para la sociedad en general, porque todos somos parte del mismo ecosistema”, declaró Mirko Astudillo, Gerente General de PepsiCo Perú, Ecuador y Bolivia.

 

Es importante resaltar que, en el 2021 y en coordinación con nuestro socio The Nature Conservancy, Pepsico rehabilitó la amuna Shucuni en San Pedro de Casta, como parte de su programa Agua para el Planeta, gracias al cual han beneficiado a más de 2600 familias en diversos países de Latinoamérica.

Las amunas contribuyen a la seguridad hídrica a través del incremento de disponibilidad de este recurso para diversas actividades, como el riego y la producción agrícola de la zona, en temporadas en que el caudal de los ríos y lagunas es mínimo.

 

“Los proyectos hídricos son muy importantes para las comunidades porque ellas dependen de la disponibilidad de agua en función de lo que puedan captar en las cuencas que rodean sus pueblos, si eso no es atendido, la posibilidad de desarrollar sus medios de vida es afectada, especialmente frente a la creciente amenaza del estrés hídrico, exacerbada por el cambio climático. Por lo tanto, estas soluciones basadas en la naturaleza, como las amunas y restauración de cuencas, son fundamentales para las localidades, y además, indirectamente, contribuyen a que Lima cuente con el suministro de agua que permite su desarrollo”, explicó Fernando Ghersi, director de país de TNC.

 

#JuntosporelAgua

En esta visita, los voluntarios fueron capaces de reflexionar sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y la recuperación de zonas que se han visto afectadas por actividades humanas.

Socializar y resaltar con la ciudadanía las soluciones basadas en la naturaleza que nuestra organización pone en práctica, por medio de los diversos proyectos que ejecutamos, es sumamente importante para crear conciencia y sensibilización sobre la necesidad de unir esfuerzos por un bien común: más y mejor agua para Lima. #SúmateTúTambién #JuntosPorElAgua.

2030 WRG: ¿Qué es y qué hace por los recursos hídricos de nuestro país?

El 2030 Water Resources Group (WRG) es una plataforma multiactor innovadora que forma parte del Banco Mundial y tiene como misión impulsar alianzas estratégicas para la seguridad del agua. En nuestro país, el grupo viene trabajando desde el 2013, promoviendo la colaboración pública, privada y de la sociedad civil para alcanzar la seguridad hídrica y una buena gobernanza del agua, por medio de un enfoque basado en tres ejes: analizar, convocar y transformar.

Durante las últimas décadas, Perú ha experimentado un alto crecimiento económico, reduciendo el índice de pobreza monetaria a 25,9%, según la Encuesta Nacional de Hogares del 2021. Sin embargo, este aumento de ingresos y de actividad económica tiene una consecuencia lógica: elevar la demanda de agua. La descarga de sustancias contaminantes para las operaciones industriales y la competencia por los recursos hídricos entre usuarios urbanos, agricultura e industria, es una realidad propia de una sociedad que está en constante desarrollo. 

Pese a que el Perú cuenta con 159 cuencas hidrográficas, de acuerdo a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), se estima que se requiere una inversión de $45.7 millones de dólares para el 2035, con el fin de solucionar las principales deficiencias en el suministro hídrico y otros problemas, como la calidad del agua. Por ello, el apoyo de 2030 WRG resulta esencial,  ya que ofrece un espacio de diálogo y coordinación imparcial entre los sectores público y privado y los diversos actores comprometidos con la seguridad hídrica y la gestión sostenible del agua en el país.

Aquafondo y 2030 WRG: 

Para nosotros es un honor contribuir en la conservación y recuperación de las cuencas que abastecen de agua a Lima y Callao; además de implementar y desarrollar estrategias de sensibilización que nos permitan promover una cultura del agua. Para cumplir esta misión, el trabajo conjunto es importante.

Aquafondo y 2030 WRG somos aliados para el Proyecto Aceleración de la colaboración del sector privado para la seguridad hídrica en Perú, y nuestros socios, Nestlé S.A., The Nature Conservancy y ABInbev (Backus en Perú) forman parte del 2030 WRG, reflejando el compromiso que compartimos por la transformación sostenible del país. Asimismo, algunos de nuestros aliados, como la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación y PepsiCo Inc., también forman parte de 2030 WRG.

El trabajo articulado con responsabilidad ambiental, es sumamente valioso, pues somos conscientes de que las acciones individuales frente al cambio climático y el cuidado del agua son menos impactantes. Existen estimaciones realmente preocupantes, como la del World Resources Institute (WRI), que indica que nuestro país corre el riesgo de sufrir un profundo estrés hídrico para el año 2040. Por ello, en Aquafondo, junto con nuestros socios y aliados, seguiremos trabajando por los recursos hídricos de Lima y el Perú.

Siembra y cosecha de agua en la subcuenca del río Santa Eulalia

Amuna Senega Tambo en San Pedro de Casta

En el año 2010, con Resolución A/RES/64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que “el acceso seguro a un agua potable salubre y al saneamiento como un derecho humano fundamental para el completo disfrute de la vida y de todos los demás derechos humanos”. De la declaración a la práctica conlleva muchos retos en países en vías de desarrollo como el Perú. Según el último reporte de Pobreza del INEI en el año 2021 solo tres cuartas partes de las viviendas de los hogares pobres a nivel nacional se conectaron a la red pública de agua potable. Casi una cuarta parte de los hogares peruanos pobres a nivel nacional tuvieron agua para su consumo doméstico a través de una red fuera de la vivienda, pilón de uso público, camión cisterna, pozo, río, acequia, manantial u otra fuente (INEI, 2022). Es importante notar que un tercio de la población nacional, más de 10 millones de habitantes, vive en la provincia de Lima. Al 2021, esta población sigue creciendo (INEI, 2021), y con ella la demanda por alimentos y de agua.

En el Perú, el Fondo de Agua para Lima y Callao (AQUAFONDO) es una plataforma de articulación multisectorial que moviliza recursos para conservar, proteger y restaurar las cuencas de los ríos Chillón, Rímac y Lurín, y así contribuir con la provisión continua de agua de calidad para los usuarios de dichas cuencas. Además de fomentar el desarrollo de estudios científicos, proyectos, actividades e iniciativas aplicadas a las referidas cuencas para posteriormente ponerlo al servicio de la comunidad, contribuyendo a una adecuada gestión de los recursos hídricos.

AQUAFONDO, en sus más de 11 años, logró implementar 20 proyectos de siembra y cosecha de agua. Por siembra de agua se entiende la recolección e infiltración de agua de lluvia y superficial, mientras que la cosecha de agua es la recuperación del agua posteriormente en el lugar de siembra u otro lugar (Albarracín et al, 2021). Es así como apoyó el mantenimiento, recuperación y revaloración de las tecnologías de siembra y cosecha de agua como son las zanjas de infiltración, qochas, reservorios, siendo las más emblemáticas para la institución, las amunas.

Compromiso de AQUAFONDO para contribuir a la Seguridad Hídrica y el logro del ODS 6

La Seguridad Hídrica (SH) se define como la capacidad de una población para salvaguardar el acceso sostenible a cantidades adecuadas de agua que tengan una calidad aceptable para mantener su medio de vida, su bienestar humano y su desarrollo socioeconómico; garantizando, además, la protección del agua contra la contaminación y otros desastres relacionados con el agua; y finalmente, para preservar los ecosistemas en un clima de paz y estabilidad política. El Objetivo para el Desarrollo Sostenible (ODS) 6 es garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. En este contexto, es importante señalar que todas las iniciativas de AQUAFONDO, contribuyen al logro de los 17 ODS.

“Las amunas expresan un grado muy importante de resiliencia social ante riesgos de eventos estacionales extremos (lluvias y sequías), así como ante los efectos del Cambio Climático en los lugares de cabecera de cuencas” (Alencastre , 2009).

¿Qué son las amunas?

Las amunas son tecnologías desarrolladas por las culturas preincas y mantenidas por las comunidades campesinas como parte de su cultura viva (Alencastre, 2009). Las amunas son tecnologías en las que se aprovecha la fracturación de las rocas de las partes altas de las montañas para la siembra de agua. De esta forma, se favorece la infiltración del agua de lluvia para la recarga de acuíferos (Ribero, 2021) alargando el período de afloramiento en manantiales (Alencastre, 2009) como ojos de agua o puquios. En la zona de intervención de AQUAFONDO, en la subcuenca de Santa Eulalia, el proceso de infiltración ocurre en la temporada de lluvias (diciembre – marzo). La siembra del agua se produce a los 4400 msnm a través de acequias que llevan el agua a las zonas previamente identificadas con amunas. Al ingresar a la roca, el agua se desplaza lentamente dentro de ellas y por los arroyos que están entre los 1500 y 1800 metros más abajo. Hasta la fecha, AQUAFONDO rehabilitó 22.09 km de amunas distribuidas en las cuencas del Chillón y Rímac.

Rehabilitación de amunas en la comunidad campesina San Pedro de Casta

La recuperación de las amunas de la comunidad campesina San Pedro de Casta es de suma importancia por su proximidad a Lima, la provincia que alberga a casi un tercio de la población nacional (INEI) Proximidad que permite analizar modelos de gobernanza (Hoefsloot et al, 2022). El mantenimiento no se podría lograr sin la población organizada. Es por esto que, en San Pedro de Casta, AQUAFONDO, junto con la comunidad organizada y el aporte de nuestros aliados Backus y la Cooperación alemana – GIZ rehabilitamos 18.2 km de amunas.

El agua y su vínculo con la comunidad campesina

El agua es muy importante para la comunidad campesina de San Pedro de Casta, incluso es el tema central de una de las celebraciones de agua más conocidas. A saber, la Champeria es la festividad del agua organizada por la comunidad (Fernández, 2003). Por su parte, AQUAFONDO identificó que las actividades que se desarrollan en el marco de la Champeria son la limpieza y mantenimiento de los canales de infiltración, las amunas, las acequias, los canales de regadío, los caminos, las qochas, las lagunas y los reservorios, contando con la participación de todos los comuneros y autoridades.

Continuando con las celebraciones, al lado del reservorio Pampacocha, se habilitó un espacio para un convite entre los faeneros y demás invitados. También se realizó un canto al agua a modo de celebración. Tal y como se aprecia en la siguiente fotografía, las “hualinas” son canciones populares tradicionales para la fiesta del agua (Fernández, 2003)

Canto tradicional Hualina de San Pedro de Casta.

Monitoreo hidrológico

En el año 2018, AQUAFONDO en alianza con el Centro de Investigación y Tecnología del Agua de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y TNC, realizaron un monitoreo hidrológico en la amuna Saywapata para determinar la capacidad de infiltración de agua promedio en el acuífero de las amunas. El diseño metodológico consistió en el uso de trazadores y la medición del caudal a lo largo de la amuna durante el período de lluvias. Además, se instalaron sensores para estimar el caudal. Como resultado se obtuvo que 1 km de amuna aporta a la recarga del acuífero con una infiltración potencial de 225 799 m³ durante su primer año de funcionamiento. Por lo tanto, los 22.09 km de amunas rehabilitadas por AQUAFONDO entre el 2016 al 2021 brindaron un aporte potencial a la recarga hídrica de casi 5 millones de m³ durante el primer año de funcionamiento, dato equivalente a llenar ocho veces el Estadio Nacional.

Monitoreo hidrológico en la amuna Saywapata

Proyecto Nexus

En el 2021, AQUAFONDO, en conjunto con la Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), la municipalidad distrital y la comunidad campesina de San Pedro de Casta implementaron el proyecto Nexus que tiene como eje temático el enlace agua-energía-alimento y como principal objetivo contribuir a la seguridad alimentaria e hídrica. El proyecto Nexus comprendió la construcción de un sistema de riego por goteo y aspersión para abastecer un vivero de 240 m², en donde se cultivan 11 tipos de hortalizas, así como un biohuerto de 1400 m2 destinados al cultivo forrajero. Insumo alimenticio utilizado en el centro de crianza de cuyes integrado. Es importante mencionar que tanto en el biohuerto como en el centro de crianza de cuyes los residuos orgánicos que se generan son transformados en compost para utilizarse como abono en una próxima siembra. Lo que da cierre a un ciclo productivo sostenible.

 

Comuneras de San Pedro de Casta en el biohuerto.
Centro de crianza tecnificada de cuyes.

Referencias

Albarracín, M., Ramón, G., González, J., Iñiguez-Armijos, C., Zakaluk, T., & Martos-Rosillo, S. (2021). The Ecohydrological Approach in Water Sowing and Harvesting Systems: The Case of the Paltas Catacocha Ecohydrology Demonstration Site, Ecuador. Ecohydrology & Hydrobiology, 21(3), 454-466. https://doi.org/10.1016/j.ecohyd.2021.07.007

Alencastre, A. (2009). Las amunas. Recarga del acuífero en los Andes. La gestión social del agua en Tupicocha, Huarochirí. Lima Provincias. Cambio climático, crisis del agua y adaptación en las montañas andinas. Lima: RAAP. (307-334).

Fernández, P. (2003). Construcción de identidades locales a través de canciones tradicionales In Tradición oral, culturas peruanas: una invitación al debate, 133.

Hoefsloot, F. I., Martínez, J., & Pfeffer, K. (2022). An emerging knowledge system for future water governance: sowing water for Lima. Territory, Politics, Governance, 1-21. https://doi.org/10.1080 Perú: Estado de la Población en el año del Bicentenario, 2021. /21622671.2021.2023365

INEI (2021) Lima, Perú.

INEI (2022). Informe Técnico: Evolución de la pobreza monetaria 2010-2021. Perú.

Ribeiro, L. (2021). Revisiting ancestral groundwater techniques as nature based solutions for managing water. In Advances in Geoethics and Groundwater Management: Theory and Practice for a Sustainable Development (pp. 483-487). Springer, Cham.

 

✅ Puedes leer esta publicación en: https://cutt.ly/KJVroZX

Aquafondo

Calle Germán Schreiber 276 San Isidro

Teléfono: 51 1 480 0483

Email: contacto@aquafondo.org.pe

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín digital, completa tus datos a continuación:

Síguenos

Aquafondo - Facebook Aquafondo - Twitter Aquafondo - Youtube Aquafondo - Instagram

Web desarrollada por La Agencia Digital - Todos los derechos reservados 2021