Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) y Natura de Bolivia imparten capacitación internacional a instituciones peruanas - AquaFondo

Lima 5 de setiembre.- Con gran éxito se desarrolló la Escuela Acuerdos Recíprocos por el Agua – ARA en el marco de la alianza entre AQUAFONDO y Fundación Futuro Latinoamericano-FFLA, con el apoyo de la Fundación Natura Bolivia. Dicho encuentro se llevó a cabo del 01 al 03 de septiembre en Chaclacayo-Lima, durante el cual se realizó un intercambió de experiencias y conocimiento implementando el mecanismo ARA.

La capacitación en esta Escuela como en otras versiones fue desarrollada por especialistas de la Fundación Natura Bolivia, quienes compartieron los elementos necesarios para lograr al tercer día de capacitación el diseño de un proyecto dirigido a la implementación del mecanismo ARA en función a la realidad del lugar en torno al agua. Asimismo, para ampliar el conocimiento tomando en cuenta la experiencia en Perú, se contó con presentaciones y paneles de actores que desarrollan iniciativas similares a los ARA, entre ellos el Fondo Quiroz de Piura que es impulsado por la Fundación Naturaleza y Cultura (NCI) y AQUAFONDO.

Durante la clausura se certificaron a 40 representantes entre ellos representantes del CRHC Interregional Chillón, Rímac y Lurín e instituciones relacionadas al mismo entre ellas la Autoridad Nacional del Agua, AAA Cañete Fortaleza, ALA Chillón Rímac Lurín, Ministerio del Ambiente, Gobierno Regional de Lima, Gobierno Regional del Callao, Municipalidad de Lima, Municipalidad de la Punta, Municipalidad de San Isidro, Municipalidad Distrital de Laraos, Municipalidad Distrital de Antioquía, SUNASS, Colegio de Ingenieros del Perú, Cooperación Alemana- GIZ, Junta de Usuarios de Lurín, Junta de Usuarios del Rímac, SEDAPAL, UNACEM, Universidad Nacional Federico Villareal, Universidad Nacional Tecnológica del Sur y la Asociación de Comunidades de Santa Eulalia a la Escuela Acuerdos Recíprocos por el Agua – ARA,  se beneficiaron de esta importante jornada de capacitación, y se espera poder replicar esta metodología en los distintos espacios de las cuencas del Chillón, Rímac y Lurín.