volver
Noticias
22 febrero 2024

Juntos por el Agua para un futuro sostenible

Juntos por el Agua para un futuro sostenible

Por: Albert Ponce, Analista de Estrategia y Desarrollo Organizacional de Aquafondo.

 

A nivel global, se estima que al menos dos tercios de la población enfrentan riesgos de escasez hídrica al menos una vez al año (Mekonnen & Hoekstra, 2016). Esta preocupante realidad se hace cada vez más evidente en países vecinos como Uruguay, Bolivia y Chile, así como en regiones de nuestro propio país, como Puno y Arequipa, que han experimentado escasez de agua en tiempos recientes.

Además, las proyecciones futuras respecto al cumplimiento de desafíos establecidos en la agenda 2030 en relación con el ODS 6: Agua y Saneamiento, sugieren que estamos lejos de alcanzar las metas establecidas. En el contexto específico de Lima, se prevé que la demanda de agua aumente considerablemente, especialmente para uso doméstico e industrial, lo que contribuirá a elevar los niveles de estrés hídrico (CEPLAN, 2023).

En este escenario, Naciones Unidas (2021) destaca que el estrés hídrico en la región de América Latina y el Caribe ha sido un factor que ha generado conflictos, ya que varios sectores compiten por el acceso a este recurso limitado, por lo que su escasez es considerada como una fuerza de cambio global con repercusiones multisectoriales (CEPLAN, 2021).

Para abordar estos desafíos, es fundamental que las instituciones dejen de funcionar de manera fragmentada, con capacidades limitadas o incluso inoperantes para articular y coordinar esfuerzos. Esta falta de coordinación puede llevar a que la ciudadanía, ansiosa por ver resultados tangibles, se sienta frustrada por la falta de acción y resultados en la protección y uso sostenible del agua y su entorno natural, creando un terreno fértil para el surgimiento y la escalada de conflictos sociales.

Esta situación no solo socava aún más la confianza en las instituciones, que ya está en niveles bajos (ver figura 1) sino que también compromete nuestra capacidad para resolver los problemas acuciantes que enfrenta nuestra sociedad en el tema hídrico.

Figura 1

Niveles de confianza por tipo de institución

Nota. Esta figura muestra niveles moderadores y bajos de confianza hacia instituciones. Tomado de Keefer & Scartascini (2022) Confianza: la clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe.

En este sentido, el Banco Mundial (2023) resaltaba la necesidad de mejorar la coordinación entre entidades vinculadas al sector hídrico y adoptar una gobernanza más eficaz. En este complejo escenario, los fondos de agua emergen como mecanismos efectivos para resolver estos problemas.

Los fondos de agua son un mecanismo de gobernanza territorial que permite la articulación y participación de diversos actores involucrados en la gestión de los recursos hídrico. Una de sus características esenciales es ser un ente movilizador, que se inserta como parte de una tercera vía para canalizar los esfuerzos de diversos sectores y distintos niveles hacia un objetivo compartido.

Hasta el año 2022, se habían identificado un total de 24 fondos de agua en diversas ciudades de México, Guatemala, Costa Rica, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú (Martínez Ramos, 2022)

En el caso de Perú, desde Aquafondo, buscamos contribuir a la seguridad hídrica de Lima y Callao, garantizando la protección de las cuencas hidrográficas y movilizando recursos financieros para su conservación a través de inversiones sostenibles en rehabilitación de amunas, mejoramiento de cochas y conservación de bofedales, entre otros.

No solo buscamos impactar en la protección del agua, sino también crear confianza y fortalecer el tejido social con un mandato claro que facilite la transparencia y rendición de cuentas ante todos nuestros actores de interés.

Conclusión

En suma, la escasez hídrica es un desafío global que afecta a numerosas regiones, incluida varias ciudades como Lima y Callao. Este aumento en la presión sobre los recursos hídricos puede intensificar los conflictos en sectores que compiten por su acceso. Los fondos de agua, como Aquafondo, constituimos una solución prometedora a los desafíos de acción colectiva, permitiendo impulsar medidas para la preservación y uso responsable del agua y su entorno natural. Esto garantiza un futuro más resiliente y sostenible para todos.