volver
Noticias
30 enero 2023

¿Cómo aportan las Soluciones Basadas en la Naturaleza a la seguridad hídrica?

 

Soluciones Basadas en la Naturaleza

La preocupante situación hídrica y medioambiental del mundo no es un secreto. De acuerdo al programa ONU-Agua de las Naciones Unidas, cada año, la demanda mundial de este recurso aumenta en un 1%, y para el 2050, entre 4.800 y 5.700 millones de personas vivirán en zonas sin agua, por lo menos durante un mes al año. 

Aunque estas cifras por sí solas no parecen muy alarmantes, lo son cuando profundizamos en sus efectos: los episodios de sequías destruyen vidas. Según información del Banco Mundial, esta anomalía climatológica en la disponibilidad del agua afecta los establecimientos agrícolas con menor rendimiento de los cultivos y pérdidas anuales, con los que normalmente se alimentaría a 81 millones de personas; en el caso de las familias, la falta de agua tiene efectos duraderos en la salud y la riqueza, provoca malnutrición y traumas difíciles de sanar. “Las sequías son sufrimiento en cámara lenta”, concluye la organización internacional. 

Desde el enfoque económico y empresarial, se estima que un sólo corte del suministro de agua puede reducir los ingresos de una empresa urbana en más del 8%; y en una informal, en un 35%. Nuestro estudio Crisis de Agua, nos da un acercamiento más detallado de su impacto en Lima: una escasez hídrica produciría que 35 mil empleos se perdieran únicamente en la capital, y que el 44% del PBI nacional que se genera en dicha ciudad costera, se ponga en riesgo.

Tras entender todo este contexto, entra la gran duda de cuál es la mejor estrategia para enfrentar el gran reto de una prolongada y alarmante falta de agua. Es entonces cuando las Soluciones Basadas en la Naturaleza se convierten en una respuesta óptima, apropiada y clara.

¿Qué son las Soluciones Basadas en la Naturaleza?

Las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN), son respuestas a problemáticas de la sociedad que están inspiradas y respaldadas por la misma naturaleza. Es decir, que encuentran su fuente en los recursos naturales; y de esta manera, se convierten en respuestas rentables, sostenibles, resilientes, y que generan beneficios económicos, sociales y medioambientales. 

En síntesis, las SbN protegen la naturaleza apoyándose en ella misma y sus procesos intrínsecos. Lo cual, resulta sumamente positivo, pues aplicando este tipo de estrategias, se inician acciones en equilibrio con el propio ambiente, evitándose por ejemplo, efectos secundarios indeseables que se podrían activar al no adaptarse al ciclo natural. Se opta por aquellas actividades que generan beneficios en todo el sistema, sin perjudicar otros ámbitos. 

Soluciones Basadas en la Naturaleza para la resiliencia hídrica

Las SbN aplicadas en la gestión hídrica, consisten en imitar los procesos naturales o inspirarse en los mismos para contribuir a una gestión mejorada del agua. Por ejemplo, entendiendo que en el medioambiente toda acción tiene una reacción, un efecto lógico de proteger o restaurar una fuente de agua, es mejorar la calidad o aumentar la recarga del recurso hídrico en zonas conectadas a dicho territorio.

De acuerdo a la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua, “la naturaleza por sí misma genera soluciones a través de las cuales se favorece la infiltración del agua a mantos acuíferos, la retención de suelos, procesos de filtración que van limpiando el agua antes de llegar a los ríos o al mar, entre otras”. Sin embargo, la organización indica que cuando los ecosistemas son dañados pierden estas capacidades, y es ahí cuando las SbN son necesarias, para ayudarlos a recuperarlas.

Estas iniciativas podrían responder a los efectos nocivos del cambio climático en los recursos hídricos y generar progresos significativos en el acceso al agua potable y saneamiento, la reducción de desastres vinculados al agua, la mejora de su calidad y un mayor desarrollo en las comunidades urbanas y rurales.

Hacia un futuro sostenible

Lamentablemente, falta un gran camino por recorrer para establecer a las Soluciones Basadas en la Naturaleza como parte permanente de la agenda y política de la gestión de recursos hídricos. Según el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos del 2018, en aquella época la inversión en SbN, a pesar de su comprobada eficacia, estaba por debajo del 1% de la inversión total global en infraestructura de gestión de los recursos hídricos. 

Estamos seguros que desde entonces se han logrado grandes avances; sin embargo, es importante acelerarlos. Actualmente, los Andes del sureste peruano soportan su periodo más seco en casi medio siglo, esta situación ha llevado a la desaparición completa de la laguna Cconchaccota en Apurímac, la cual dependía exclusivamente del agua de lluvias y se vio afectada por el fenómeno de La Niña. La situación tampoco es prometedora para Lima, la segunda ciudad más grande del mundo en medio de un desierto después de El Cairo. 

Desde Aquafondo, estamos convencidos de la eficacia de las Soluciones Basadas en la Naturaleza, con las que tan sólo el año pasado, a través de nuestros proyectos de infraestructura natural y comunidades resilientes como  por ejemplo, la recuperación de los canales ancestrales conocidos como amunas, generamos más de 2.6 millones de m3 de agua para la recarga de acuíferos, beneficiando con ello a más de 40 mil personas. 

Las SbN son el futuro, ese futuro que se ve amenazado por el cambio climático, la degradación de los ecosistemas y la actividad humana irresponsable. La inversión en la naturaleza beneficia al medioambiente, la diversidad, pero sobre todo a las personas. Por ello, desde nuestra organización, seguiremos impulsando y articulando Soluciones Basadas en la Naturaleza con los diversos actores involucrados en la gestión del agua, para contribuir a la seguridad hídrica y el manejo sostenible de las cuencas. 

#JuntosPorElAgua